Nov 14, 2022

Un brindis por El Chava

El Centro de Investigación del Petróleo de Cuba abrazó la idea de homenajear a Gustavo Echevarría, decano de los exploradores petroleros cubanos y celebrar la fundación de la Escuela de Geología de la Universidad de La Habana

Lissette Martín López/Periodista Cubana

Entre los suyos el doctor Gustavo Echevarría siempre se considera un hombre feliz. Foto: Lissette Martín

Entre la familia de los petroleros cubanos hay un acontecimiento y una figura a los que siempre habrá que brindarle evocaciones y reverencias.

Por eso la creación, en 1962, de la Escuela de Licenciatura en Geología de la Universidad de La Habana, y el cumpleaños del doctor Gustavo Echevarría Rodríguez, no pasan inadvertidos para quienes aprecian el valor de aquella institución y de este prestigioso especialista al que tantas generaciones han admirado.

El colectivo del habanero Centro de Investigación del Petróleo (CEINPET) tuvo el privilegio de tenerlo durante años entre los suyos, y de inmediato abrazó la idea de reunir a una buena parte de sus antiguos compañeros y del alumnado de la escuela – Echevarría fue el director fundador-, además de agasajarlo por su onomástico 88.

El Chava compartiendo jornada con su entrañable amigo y compañero Evelio Linares (a la derecha). Foto: Cortesía de los familiares

Para El Chava, decano de los exploradores petroleros cubanos como se le considera, no faltó el recuento en la voz de quienes todavía disfrutan el hecho de haberse privilegiado de sus clases, o de laborar juntos en tareas de alta responsabilidad.

Salieron a relucir entonces anécdotas y vivencias que delinean la estatura moral de quien prefirió hacer del subsuelo cubano su campo de acción, y no quedarse en los Estados Unidos, donde podía haber disfrutado de todas las oportunidades que sus conocimientos le asegurarían.

El doctor en Ciencias Rafael Tenreyro Pérez tuvo a su cargo una semblanza que mostró la participación del homenajeado en la creación, a inicios de la década del sesenta, de un sistema de conocimientos que sentó las bases de la escuela cubana de geología, la cual conjuga lo mejor de la experiencia acumulada por parte de geólogos españoles, cubanos y norteamericanos, así como lo hecho por los latinoamericanos, principalmente los argentinos, y las diferentes escuelas soviéticas de la especialidad.

Se habló, además, de sus tiempos gloriosos tras la creación del Instituto Cubano del Petróleo y los titánicos proyectos como los de las campañas de perforación en los cayos de la costa norte central de Cuba; la organización de trabajos geofísicos, el completamiento de un programa exploratorio hacia nuevas zonas, y demás misiones que le permitieron estar bajo la dirección del Comandante Ernesto Che Guevara y del capitán Jesús Suárez Gayol.

Desde la poesía, la presentación de imágenes de sus tantas jornadas de labor y, muy en especial, desde los cálidos abrazos de sus antiguos alumnos y compañeros, llegó a este cubano imprescindible el reconocimiento por tan decisiva participación en la transformación de la industria en los años setenta del pasado siglo, para convertirse en productores de petróleo y gas, creando empresas como Varadero y Occidente, sin desatender la investigación científica, la publicación en revistas especializadas y la docencia a la que tanto amor le prodigó.

Lissette Martín López

[email protected]

Periodista, habanera en cuerpo y corazón.

Prestigiosas compañías como la Sherritt y otras, siempre atendieron los consejos del doctor Gustavo Echevarría. Foto: Cortesía de los familiares

En el encuentro, que tuvo por sede el Hotel Comodoro, se significó que para el mejor consejo siempre lo buscaron empresas como la Sherritt, Peberco, Total, Premier y otras, sin desconocer su participación como asesor de exploración, y geólogo de las compañías canadienses MacDonald Mines (oro) y MacDonald Oil, por citar algunas.

Prestigiosas compañías como la Sherritt y otras, siempre atendieron los consejos del doctor Gustavo Echevarría. Foto: Cortesía de los familiares

Autor de libros de texto imprescindibles en la formación de Técnicos de Nivel Medio y Superior en Cuba, es este científico y petrolero, que tanto entregó, y aun lo hace, a una industria vital donde halló no pocos momentos gratificantes. Y así lo expresó:

“Estoy feliz porque en mi vida contribuí a dos cosas: formar geólogos –también a tres geofísicos- y a descubrir yacimientos de hidrocarburos”.

Gustavo Echevarriìa TEXTO del LIBRO sobre Gustavo Echevarriìa – 238 pag. marzo 2021.pdf