En mi blog de Febrero 04, 2022

Política y Música

Por Gustavo Coronel


Gabriela Montero

El compositor nacido en Alemania pero con su carrera musical hecha en Inglaterra, George Handel, y la realeza inglesa, incluyendo el rey Georg I de la casa de Hanover,  tuvieron una estrecha relación. En especial la Música del Agua (Water Music) y los Fuegos Artificiales Reales (Royal Fireworks), https://www.youtube.com/watch?v=Emf4agOD6xY se hicieron simbólicas del trono inglés de la época.

La fiebre anti-turca que imperó en la Europa del siglo XVIII fue alimentada por música como El Rapto en el Serrallo, la ópera de Wolfgang Amadeo Mozart, https://www.youtube.com/watch?v=tgV5jo6W31A ,  en la cual el compositor utiliza el humor para ridiculizar a los rivales.

Beethoven compuso su “Victoria de Wellington” para celebrar la derrota de Napoleón Bonaparte a manos de un ejército inglés en España, en 1813, https://www.youtube.com/watch?v=R_ibES7i-HU y   Tchaikovsky compuso su “Obertura 1812” para celebrar la victoria rusa sobre Napoleón, https://www.youtube.com/watch?v=VbxgYlcNxE8.

Quizás la relación histórica más estrecha entre la política y la música puede encontrarse en la obra de Federico Chopin. Su estudio en Do menor, opus 10, número 12, escrito en 1831, https://www.youtube.com/watch?v=7VWHBHeNrg, fue una reacción emocional intensa frente a la captura de Varsovia por los rusos Es la más famosa pero no la única composición de Chopin relacionada estrechamente con la situación política de su país.

Federico Chopin

Durante la ocupación de Italia por las fuerzas austríacas en el siglo XIX Verdi, quien tuvo una carrera paralela como congresista en Italia,  compuso la ópera Nabuco (1842), de la cual Va Pensiero (Vuela Pensamiento) llegó a ser visto como una protesta de la nación contra sus invasores (“Oh Mia patria, si bella e perduta), https://www.youtube.com/watch?v=J5qi_4DnpKg  

La sinfonía #13 de Shostakovich, basada en el poema de Yevgeny Yevtushenko “Babi Yar”*, es una apasionada denuncia del anti-semitismo y crueldad del régimen estalinista y fue estrenada durante la época del “deshielo”, bajo Jrushev,  https://www.youtube.com/watch?v=YOmfNobfeqw

En Venezuela mucha de nuestra música clásica ha sido de corte nacionalista pero sin obvios lazos políticos. Evencio Castellanos, Inocente Carreño, Antonio Estévez, Vicente Emilio Sojo, Juan Bautista Plaza, Antonio Lauro, Aldemaro Romero, basaron mucha de su bella música en nuestros aires folklóricos o en poemas de Andrés Eloy Blanco, Alberto Arvelo Torrealba y otros. Tres notables excepciones han sido Gabriela Montero, José Antonio Abreu y Gustavo Dudamel, quienes han colocado una apreciable porción de su carrera musical al servicio de una causa política.

Gabriela Montero, digna artista en la línea de nuestras grandes mujeres pianistas como Teresa Carreño y Judith Jaimes, ha ido por todos los rincones del planeta tocando su música como protesta contra el oprobioso régimen de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro. Su poema sinfónico Ex Patria está dedicado a la lucha del pueblo venezolano contra la dictadura, https://www.youtube.com/watch?v=hN9AFCzwuSI. Gabriela Montero viaja incesantemente, haciéndole saber al mundo que en Venezuela existe una trágica situación que afecta a millones de sus compatriotas.

Por su parte, José Antonio Abreu y Gustavo Dudamel, las máximas figuras detrás de El Sistema, el celebrado programa musical que ha puesto a miles de niños en todo el mundo a tocar en orquestas y ha tenido un significativo impacto social, también han mezclado sus carreras musicales con la situación política del país. En su caso esta relación ha sido de aparente apoyo al régimen de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, aunque en los últimos dos años, con la muerte de Abreu y el silencio de Dudamel, parece haberse cerrado este capítulo. En su momento, sin embargo, Abreu y Dudamel pusieron las orquestas del sistema al servicio del régimen chavista, el cual llegó a pretender que El Sistema había sido de su creación, cuando la historia de este programa es bien conocida y data desde los años de la democracia venezolana. Aunque la intención primaria de Abreu y Dudamel parece haber sido la de garantizar la sobrevivencia del programa, el resultado neto fue de desprestigio para ellos y para El Sistema.

La música, como expresión intelectual de máximo orden, no puede escaparse de su papel social y político, como lo muestran los casos arriba esbozados. En un bello libro de ciencia ficción llamado THE BRAVE FREE MEN, Jack Vance muestra un ejemplo de esta relación. En la lucha contra los invasores los líderes del planeta Durdane piden a un músico notable, llamado Dystar, que vaya de cantón en cantón ejecutando su música, a fin de inspirar a los habitantes a sumarse a la lucha contra los invasores. Al leer sobre los esfuerzos de Dystar en este bello libro pensamos de inmediato en Chopin, en Verdi, en Gabriela Montero.

*Tuve la oportunidad de almorzar con Yevtushenko en Tulsa, Oklahoma, cuando visité mi alma mater, alrededor de 2007. La Universidad de Tulsa siempre ha sido más que petróleo. Entre otros tesoros tiene en su biblioteca una de las colecciones más completas de manuscritos de James Joyce.

Publicado por Gustavo Coronel

…………..

http://petroleumag.com/author/gustavo-coronel/