I Cumbre del Petróleo y Gas   

Más de 3.000 personas asistieron a la I Cumbre del Petróleo y Gas

Esta primera cumbre, fue calificada como el evento de petróleo más grande que se haya hecho en Colombia y posiblemente en la región. Contó con 3.095 inscritos, 66 compañías en la muestra comercial, 11 presentaciones de posters, 10 conferencias técnicas y 6 sesiones magistrales, que durante 3 días permitieron analizar, debatir y presentar lo mejor de la actualidad de la industria petrolera colombiana

 

Ismael Arenas, Presidente ACIEM; Silvia Escovar, Terpel; Germán Espinosa, Presidente Ejecutivo Campetrol; Vicki Hollub, Presidente y CEO Occidental Petroleum; Francisco José Lloreda, Presidente ACP; María Fernanda Suárez, Ministra de Minas y Energía; Julio Cesar Vera, Presidente Acipet; Lina Amaya, Presidente ACGGP; Marc Payne, Presidente Chevron Colombia; Carlos Sarmiento, Gerente para Latinoamérica Norte Schlumberger; y Juan David Orozco, Gerente Colombia-Perú Halliburton

 

La ceremonia de clausura de la I Cumbre del Petróleo y Gas se inició con un homenaje que el Comité Gremial Petrolero, CGP le rindió a 5 compañías del sector, a través de la entrega de un reconocimiento por sus contribuciones al desarrollo del sector de los hidrocarburos, así como al progreso del país y sus habitantes. La Ministra María Fernanda Suárez realizó la entrega de los reconocimientos a la Organización Terpel 50 años; Occidental de Colombia 40 años; Chevron 90 años; Halliburton 75 años; y Schlumberger 80 años.

Germán Espinosa, presidente de Campetrol

Germán Espinosa, Presidente Ejecutivo de Campetrol, pronunció el discurso de cierre a nombre del CGP, resaltando el ejemplo de confianza y madurez que representa esta Cumbre para que los gremios sigan contribuyendo al desarrollo económico del país.

“Permítanme, queridos amigos y amigas, que, con estas palabras de cierre, comparta algunas reflexiones, en clave de futuro, con las cuales estoy seguro, está comprometida la industria del petróleo y gas”

Sintámonos orgullosos por esta realización, que es el fruto de la integración, la unidad, la acción colectiva y una clara expresión de fe en el país” dijo Germán antes de detallar las reflexiones a futuro para el sector:

  • Desafíos globales, nacionales y regionales: la necesidad de preservar el planeta en condiciones que garanticen la supervivencia de la especie humana amenazada por el cambio climático, situación que acarrea consecuencias políticas porque no existen consenso sobre las decisiones que deben adoptarse. Las principales petroleras del mundo están inmersas en procesos de investigación y desarrollo, asociados a energías alternativas renovables y el mejoramiento de las técnicas extractivas para reducir los impactos ambientales.
  • Colombia tiene un reto particular. Le corresponde producir petróleo, gas y al mismo tiempo urgentemente preservar su biodiversidad, por eso la importancia de construir una política basada en el diálogo y la concertación que permita mantener la estabilidad fiscal y la seguridad energética, la cual no se puede perder pues los efectos presupuestales y sociales serían desastrosos.
  • La matriz energética de Colombia es una de las más limpias del mundo. Solo el 33% pertenece a energías fósiles, por lo que se hace necesario aprovechar las oportunidades de seguir desarrollando energías como la eólica y solar.
  • Otro desafío es la construcción de Estado y mercado en las regiones para impulsar un desarrollo sostenible. Para ello es necesario cambiar la forma como la industria ha venido relacionándose con el territorio e inspirar el codesarrollo.
  • El papel de la industria no es el de canjear recursos a cambio de viabilidad operacional. Ese modelo debe cambiar a uno nuevo basado en el relacionamiento, los principios y valores.

“El Gobierno Nacional puede contar con las empresas operadoras y de servicios y con las asociaciones gremiales, para empujar una transformación positiva que le garantice a Colombia sostenibilidad ambiental, seguridad energética y desarrollo territorial sostenible.”

Germán Espinosa también dijo que esta cumbre se celebró con ocasión de los 100 años del petróleo en Colombia constituyéndose en una oportunidad para repensar el modelo de desarrollo y los logros alcanzados. “En estos 100 años, Colombia ha experimentado grandes transformaciones como país y como sociedad. Las mujeres se han incorporado con fuerza al mercado laboral, prueba de ello es la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez” dijo.

Asimismo afirmó que gracias a esta industria, las regiones han visto el desarrollo y el progreso. “Nos sentimos muy orgullosos de esa épica aunque no ha sido una tarea fácil”.

Concluyó asegurando que la crisis de precios quedó atrás y se demostró la resiliencia del sector, que ahora debe aprender a manejar las posibles bonanzas con criterios de escasez y eficiencia, penando muy bien en equilibrar la sostenibilidad ambiental, la seguridad energética y el desarrollo territorial sostenible. Por eso aseguró que el dilema de ‘agua o petróleo’ es falso y hay disposición para demostrarlo.

Al referirse a las comunidades, enfatizó que las consultas populares no pueden prohibir actividades económicas amparadas por la Constitución y la ley, “somos respetuosos de la autonomía territorial, la cual es diferente a la soberanía, por eso el diálogo debe ser respetuoso, constructivo y útil para que se pueda construir un nuevo futuro”.

 

 


Germán Espinosa Discurso de Clausura