Enero 27, 2020

El mercado del petróleo reacciona tímidamente a las crisis de Medio Oriente

A menos de un mes del Año Nuevo 2020, la región de Medio Oriente y África del Norte (MENA) ha experimentado dos crisis geopolíticas con el potencial de sacudir los mercados del petróleo y aumentar los precios del crudo. Sin embargo, sorprendentemente, el impacto de estos eventos ha sido de corta duración, según un análisis publicado por GlobalData

 

 

A raíz del asesinato del general Qasem Soleimani en Bagdad el 3 de Enero, el crudo Brent de referencia mundial se disparó hasta un 4,6% para alcanzar un pico de $ 69.3 por barril, el precio más alto desde Mayo del 2019. Además, el 20 de Enero, el crudo Brent aumentó solo un 1% durante las primeras operaciones, llegando a $ 65.5 por barril, debido a la guerra civil de Libia que amenaza con interrumpir el suministro de alrededor de 800,000 b / d.

Indrajit Sen, editor de Petróleo y Gas de GlobalData, explica que: “La reacción moderada del mercado petrolero a estos incidentes regionales, que causaron solo picos menores a los precios del crudo, indica que el mercado de productos básicos está siendo impulsado, ahora más que nunca, por las percepciones en torno a oferta y demanda.

 “Pertinentemente, la economía mundial se ha visto sacudida por la actual guerra comercial entre Estados Unidos y China, que ha tenido un impacto global duradero y profundamente inquietante.

 “El conflicto económico entre las dos economías más grandes del mundo, que comenzó como una disputa arancelaria en Enero del 2018 y se intensificó en una guerra comercial total, ha debilitado significativamente la demanda mundial de crudo, hasta el punto de que tomará tiempo para que se recupere”.

Washington y Pekín firmaron un acuerdo comercial de “fase uno” el 16 de Enero pasado. Como parte del acuerdo, China aumentará el valor de las importaciones de energía en $ 52.400 millones por encima de los niveles del 2017, en los próximos dos años.

Si bien el acuerdo comercial de la fase uno ha sido bien recibido por la economía global como un primer paso necesario, es probable que tenga un impacto modesto en el mercado petrolero.

La EIA (Energy Information Agency) con sede en EE. UU. predice que una producción mundial promedio estimada de 102.37 millones de b / d en el 2020 continuará superando el consumo promedio previsto de 102.11 millones de b / d. Este nivel de consumo mundial de crudo más débil en el 2020 se atribuye en gran medida a los efectos de la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

Sen explica: “Esto podría significar que a pesar de que la alianza Opec + profundice su acuerdo de reducción de producción a 2.1 millones de b / d durante el primer trimestre del 2020, los precios del crudo Brent no se levantarán.

“Si bien la situación geopolítica del MENA, junto con los conflictos civiles y los disturbios políticos en Irán, Irak, Yemen, Siria, Líbano y Libia, sigue planteando un grave riesgo de interrupciones en el suministro, los precios del petróleo no muestran más que reacciones instintivas ante situaciones específicas e incidentes relacionados con la seguridad.

“La tarea de estimular la economía global y, por lo tanto, crear más demanda de petróleo crudo, recae principalmente en los hombros de Estados Unidos y China. Para evitar una mayor desaceleración, los dos países deben hacer mucho más, y rápido, para alejar a la economía mundial del borde de una recesión

 

Para más información contacte a:

GlobalData Media Centre
EMEA & Americas: +44 (0)207 832 4399
Asia-Pacific: +91 40 6616 6809

Email: [email protected]