Ene 09, 2022

Blog 522

UN MILLÓN DE BARRILES, ¿“MILAGRO” PETROLERO?


 

En el artículo anterior profetizamos que: “Para quedar bien con la publicitada promesa de llegar a un millón de barriles este año, nada de raro tendría que el gobierno le diga al país muy orondo y en cadena nacional el 31 de diciembre, que la producción petrolera llegó a meta prometida de un millón de barriles por día.”

Y acertamos, aunque en fecha diferente y sin cadena oficial. El gobierno, en lugar de obsequiar al “pueblo” con el millón de barriles diarios como un presente de año nuevo, lo hizo una semana antes, en Navidad. Como si fuera un regalo que trajo el Niño Jesús. 

Previamente habían profetizado 1,5 millones de barriles para finales de 2021. Una profecía móvil, ya que, sin explicación de ningún tipo y sin darles pena, tumbaron medio millón de barriles y dejaron a la profecía en un millón. Y esa cifra … no podían cambiarla. Cuestión de honor. No podían aceptar que no llegaban al millón, ¿qué dirían las amistades? Por eso la orden fue: un millón de barriles Sí o Sí.

Sin certificación de entes externos, sin taladros suficientes, con la infraestructura destartalada, sin inversiones… milagro petrolero. ¿A qué santo de la “revolución” irán a canonizar? Además, siguen estando ubicados cientos de miles de barriles por debajo de los números de la OPEP, que sí sabe de petróleo, porque es su especialidad.

 ¿A quién creerle?

No es la primera vez que el gobierno hace enfoques teológicos en materia petrolera. Ya el general Quevedo profetizó elevar la producción en un millón de barriles, y más bien la bajó en un millón.

El plan “Siembra Petrolera”, predijo casi que llegarían a casi seis millones de barriles hace unos años. No hay excusas para que, en lugar de llegar a esa meta, hayan decaído hasta vergonzosos mínimos de producción. Menos de medio millón. Al país “con las mayores reservas de petróleo del mundo”, lo rebajaron hasta décimo productor… de la OPEP. Algo así como que Miguel Cabrera bateara un promedio de 80. Redimensionaron la industria petrolera hacia su mínima expresión. Casi los alcanza Congo.  

Por cierto, el gobierno quedó debiéndole a los ciudadanos la otra promesa:  eliminar las colas de gasolina al finalizar el 2021. Claro, con las refinerías desmanteladas… solo “otro milagro más”, podría acabar con las colas.  

En el supuesto negado que hubieran llegado al millón de barriles diarios, deberían aprovechar y elevar los sueldos mínimos, muy por debajo de los de Haití, ¿qué tal?  O las pensiones invisibles, con las que llenan la boca: “tenemos cinco millones de pensionados” … a dos dólares cada uno. Quince veces por debajo del nivel de pobreza crítica determinado por la ONU. Otra vez: ¿qué tal?

Con el supuesto millón de barriles no habría excusas para no subir los sueldos de los empleados de Pdvsa, de lejos los peores pagados del mundo. La verdad, es que da pena decir otra vez: ¿qué tal?

SERIEDAD SEÑORES…

El petróleo es un negocio serio. Incrementar la producción requiere de planes, inversiones, tecnologías, taladros, gente capacitada, socios de primer nivel y tiempo para estimar proyecciones. No es un negocio teológico que se alimenta de milagros. Ni acepta tarots, u horóscopos que adivinen la producción futura.

¡Ah!, y requiere sacar la mitología política de la operación. No hay petróleo rojito, ni técnicos camaradas, ni mercados revolucionarios.

Y, ojo, la recuperación de la industria petrolera va mucho más allá de llegar a un millón de barriles. Eso sería menos del 30% de lo que les entregaron los tan vilipendiados meritócratas de la república civil, cuando Pdvsa estaba catalogada como la segunda petrolera del mundo y producía crecientes 3,3 millones de barriles por día.  O sea que, en caso de haber llegado al millón de barriles, les faltaría recuperar por lo menos el 70 % del daño que han ocasionado. Casi nada.

La destrucción de Pdvsa es total. Los deslenguados dicen que su mayor fuente de divisas es la venta de activos como chatarra. El gobierno merece un Guinness de Destrucción Corporativa. Recibieron una Pdvsa que iba enrumbada a los seis millones de barriles y hoy se jactan de llegar… a uno. Recibieron una empresa tres millones de barriles de capacidad mundial de refinación, ¿dónde están? Una Pdvsa que exportaba gasolina…

Para recuperar la industria petrolera hay que concentrarse en: seguridad jurídica, libertades económicas, conseguir inversiones de más de veinte mil millones de dólares al año, crear equipos con técnicos de primera, como los venezolanos que excluyeron injustamente de Pdvsa en 2002/ 2003; o como mucho petrolero venezolano de alta capacidad, a lo largo y ancho de Venezuela y del planeta, que simplemente, no quieren utilizar.

Levantar la industria petrolera no es cuestión de milagros, ni de profecías, ni de mentiras. Se trata de estrategia petrolera, de geopolítica, de gerencia de primer mundo.

De concentrase en el negocio. De dejar de imitar a los sabios bizantinos cuando en lugar de enfocarse en los enemigos que rodeaban los muros de Constantinopla, discutían intrascendencias como el sexo de los ángeles, las carcajadas del diablo o el tamaño de los pelos del pubis… y claro, les tumbaron los muros.

Muros que se convierten en inútiles y caen, como el Muro de Berlín, que cayó por ineficiente y demodé, y aunque usted no lo crea, nuestros compatriotas rojos se trajeron las piedras del muro… a Venezuela.

Crearon una Venezuela socialista, cuando ese era un fenómeno superado, que solo sobrevivía en los espantosos modelos de dominación Cuba y Corea del Norte.

Destruyeron a Pdvsa y ahora salen con cifras que ni de lejos compensan la caída de producción de casi tres millones de barriles diarios por muchos años… un Irán diario… y asoman espasmódicas alzas de producción que no certifica ningún organismo serio.

Nadie les cree. Ni ellos mismos. Pregunten … dentro de sus deteriorados muros.

____________________________________________________

Venezuela merece una industria petrolera de primera, que sea capaz de contribuir a la construcción de un país de primera. ¡Hasta cuándo!

Esta columna se publica en Informe 21, y en la revista Petroleum.

……………………………………

CURRICULUM VITAE / RAFAEL GALLEGOS CASTRO

Ingeniero de petróleo, Consultor Gerencial Independiente, Facilitador de talleres a empresas y columnista semanal en la prensa nacional. Ha dictado alrededor de 400 talleres de Gerencia y de Petróleo. Consultor Gerencial.

Profesor invitado en el Programa Internacional de Gerencia de Hidrocarburos en el IESA. Profesor invitado en programa de CENDECO Entorno Social, en la Universidad Metropolitana. Coordinador De Diplomado “Diplomacias, Petróleo y otras formas de Energía”, en la UCV. Coordinador Del Diplomado “Venezuela Energética” en la UCAB. Charlista de “El entorno como componente estratégico del negocio” ante ejecutivos de PEMEX en Villahermosa, México.

Trabajó 23 años en PDVSA donde se desempeño como operador en los campos petroleros e ingeniero de yacimientos y de planificación en las áreas de Oriente, Zulia y Barinas y Apure. Fungió Jefe de Planificación de Operaciones en Corpoven Barinas, Consultor Gerencial de Mejoramiento Continuo de Corpoven, Líder de Inversión Social de PDVSA EyP, Gerente de Asuntos Públicos de PDVSA SUR, Gerente General de AC Voluntariado de PDVSA y líder de proyecto de microempresarios del CIED ( COFIE oriente).

Coautor (en conjunto con Eddie Ramírez) del libro: “Petróleo y gas, el caso Venezuela”, año 2015. Ha sido coautor de libros/compilación de diversos autores acerca de Gerencia y Responsabilidad Social. Columnista semanal del Diario 2001 desde el año 2005 hasta el 2011. Actualmente publica artículos semanales en su Blog “Petróleo sin Reservas”, que son reproducidos en los periódicos digitales de Estados Unidos: Informe21, Diario de Caracas y El Punto News.

Se graduó de Ingeniero de Petróleo en la UCV en 1979 y realizó estudios parciales de postgrado en Finanzas en la misma universidad en los años 1983 y 1984.

Es miembro del Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV), de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo (SVIP), del sindicato de trabajadores petroleros Unapetrol, miembro Fundador del Centro de Orientación de Energia (COENER), y miembro del Equipo Coordinador de Gente del Petróleo.

…………………………………

http://petroleumag.com/author/rafael-gallegos/