En mi blog hoy lunes

Violada por gorilas de uniforme, narco-chavistas y opositores invertebrados

Por: Gustavo Coronel


VENEZUELA

VIOLADA POR GORILAS DE UNIFORME, NARCO-CHAVISTAS Y OPOSITORES INVERTEBRADOS

 LA RESISTENCIA CIVIL ES LA ÚNICA SALIDA DIGNA

Decía Bernard Shaw que un segundo matrimonio era un triunfo de la esperanza sobre la experiencia. Y decía Einstein que la locura era hacer siempre lo mismo esperando obtener resultados diferentes. Y Santayana advertía que el fanatismo consiste en redoblar los esfuerzos cuando se ha olvidado el fin. En la Venezuela de hoy una parte de nuestra gente insiste en seguir votando bajo la bota narco-militar. Insiste en dialogar con los victimarios. Se han tirado por la borda  principios y valores en una grotesca exhibición de masoquismo.

Nicolás Maduro y Stalin González, Jorge Rodríguez y Henrique Capriles, Manuel Rosales e  Iris Varela, Ernesto Villegas y Enrique Ochoa Antich,  Raúl Gorrín y Vladimir Padrino López,  Henri Falcón y  Diosdado Cabello, Rafael Ramírez Carreño, Javier Alvarado y Nervis Villalobos junto al Pollo Carvajal, integran una marabunta en la cual se mezclan criminales, ladrones y colaboracionistas, confabulados sin querer queriendo para consolidar una Venezuela de pesadilla, un país donde han desaparecido muchos de los valores fundamentales que caracterizan una nación civilizada.  Aunque algunos de ellos pretenden tener diferencias, la verdad es que por debajo de la mesa los objetivos que persiguen son esencialmente los mismos: los más persiguen una cuota de poder político, mientras otros le añaden a ese deseo el brutal saqueo de los bienes de la nación.

Cada año que pasa, y ya van 21, esta marabunta le vende al pueblo la misma historia sobre la “guerra económica”, sobre las sanciones, repitiendo a promesa de  que el año próximo será uno de bienestar y de abundancia. Y cada año el país ha tenido más miseria, más represión y más sufrimiento. Sin embargo, mucho de nuestro pueblo sigue aceptando con sumisa resignación  ese liderazgo  corrupto, aun sabiendo en su corazón que va al matadero. Para mí esta inacción es inexplicable.

En los primeros años de este siglo, cuando ya podía verse el rumbo que llevaba el despótico populista Hugo Chávez, muchos de quienes hoy andan perseguidos por el régimen venezolano le firmaron cheques en blanco. Cuando Chávez se quitó la careta por completo e inició un régimen represivo y traidor a la nación, convirtiéndose en un títere de los hermanos Castro, el liderazgo opositor se le fue entregando lentamente.

Hoy tenemos un sindicalista reposero y semi- analfabeta en Miraflores, el país está destruido y la oposición invertebrada ha terminado por entregarse en manos del régimen a cambio de algunas migajas de poder. Se prestaron a votar en elecciones controladas por el régimen y se prestan a dialogar en México (cuando Maduro quiera) con quienes mantienen a venezolanos dignos en prisión, o sometidos a las más horrorosas privaciones.

En los primeros años de esta pesadilla, cada vez que yo trataba de decir algo crítico sobre  los evidentes acomodos de cierta oposición con el régimen, mis amigos del sector político me amonestaban, recordándome la Unidad ante todo. La presión ejercida sobre los críticos de la oposición complaciente para callarlos en aras de la unidad le ha dado oxígeno al régimen, le ha permitido consolidarse políticamente, gracias a la ayuda traidora de la Fuerza Armada venezolana, ese horrible cáncer aparentemente incurable de la sociedad venezolana.

No es fácil avizorar una solución a corto o a mediano plazo para Venezuela, pero sí creo que esa solución no pasa por la sumisión y la entrega y que la única manera de ejercer debidamente la buena ciudadanía en la Venezuela de hoy es a través de la resistencia abierta, decidida, vigorosa, cueste lo que cueste, contra la Venezuela del régimen, del gorilaje militar y la oposición invertebrada. Rechazo el mantra mantenido por ejemplo, por Eduardo Fernández, quien dice en su más reciente escrito: “… La solución de nuestra crisis, para que sea posible y efectiva, tiene que ser una solución pacífica, democrática, consensuada y electoral. De lo contrario, no será solución. … Asumir la ruta electoral con todas sus consecuencias”.

Después de la reciente debacle electoral venezolana generada por la  perversidad del régimen y la incompetencia del liderazgo político de oposición, – ambas condiciones estructurales – seguir promoviendo la ruta “consensuada, pacífica y electoral” nos parece – en la mejor de las interpretaciones –  de una panglosiana  ingenuidad.

¿Hasta cuándo nos mantendremos inertes e hipnotizados por tantos inefectivos llamados al diálogo y a la coexistencia pacífica con nuestros opresores? ¿Estamos condenados a ser una pendejocracia?

La realidad nos abofetea cada día y, aun así, hay quienes nos aconsejan permanecer de rodillas.

EL VOTO ES EL INSTRUMENTO IDEAL DE LA DEMOCRACIA, POR LO CUAL NO ES POSIBLE EJERCERLO BAJO CONDICIONES DE DICTADURA. HACERLO EQUIVALE A VALIDAR LA DICTADURA. LOS OBNSERVADORES DE LA UNIÓN EUROPEA FUERON EXPULSADOS DEL PAÍS POR HABER RENDIDO UN INFORME COINDENATORIO DEL RÉGIMEN. ¿REGRESARÁN MAÑANA?

………………….

Publicado por Gustavo Coronel

http://petroleumag.com/author/gustavo-coronel/