EIA: U.S Energy Information Administration

Venezuela posee las reservas de petróleo más grandes del mundo, en gran parte debido a las reservas de petróleo pesado en la Cuenca de la Faja del Orinoco. Además de las reservas de petróleo, Venezuela tiene considerables reservas de gas natural, aunque el desarrollo de este recurso está muy por detrás del petróleo. Sin embargo, a raíz de la inestabilidad política y económica en el país, la producción de crudo ha disminuido drásticamente, alcanzando un mínimo en varias décadas a mediados de 2018.

Venezuela, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es un participante importante en el mercado mundial del petróleo. Se clasificó entre los 15 principales productores de petróleo y combustibles líquidos en 2017, pero su producción ha caído significativamente desde que los precios mundiales del petróleo crudo cayeron desde su pico a mediados del 2014.

Esta caída en la producción ha sido especialmente grave desde mediados de 2016, con la producción cayendo en 755,000 bpd entre Junio de 2016 y Mayo del 2018. En el 2016, Venezuela consumió 74,6 millones de toneladas equivalentes de petróleo, una disminución del 5% en el consumo total de energía en comparación con el año anterior.

El gas natural y el petróleo representaron la mayor parte de la energía total consumida en el país (81% del total) y la energía hidroeléctrica que suple aproximadamente el 19% de la demanda total. Si bien la producción petrolera de Venezuela ha disminuido constantemente desde que alcanzó su punto máximo a fines de la década de 1990, el país ha estado entre los principales exportadores de petróleo crudo a Estados Unidos. Sin embargo, como su producción de petróleo disminuyó, también lo hicieron las importaciones estadounidenses de crudo venezolano.

A partir del primer trimestre del 2018, los datos de EIA muestran que las importaciones de EE. UU. desde Venezuela alcanzaron sus niveles más bajos desde Enero de 1993. La economía venezolana depende en gran medida del petróleo, y la disminución en los ingresos del petróleo en los últimos años ha resultado en una situación financiera severamente desafiante.

Los ingresos de Venezuela han caído significativamente en $ 22 mil millones en 2016, de acuerdo con las estimaciones de EIA de los ingresos netos de exportación de petróleo de Venezuela. En 2011, los ingresos netos de exportación de petróleo de Venezuela fueron más de $ 73 mil millones (en dólares de 2016). La economía de Venezuela se contrajo casi un 9% en 2017, según estimaciones de Oxford Economics. La situación económica es cada vez más precaria y afecta directamente al sector energético “.

EIA-eeuu-venezuela-junio-2018.pdf