VENEZUELA

PLAN PAÍS

Jorge Zajia

Jorge Zajia | Editor in Chief

Simón Bolívar, El Libertador -un venezolano universal nacido en Caracas-, estremeció al mundo con su gesta por la independencia de hispano américa, porque representó y puso en práctica los enunciados teóricos de los enciclopedistas franceses que ellos mismos no pudieron aplicar en su país; por lo que ellos fueron los principales promotores de la figura heroica de ese criollo, nacido en las orillas del Mar de Los Caribes.

Hoy, como hace 200 años, esta Tierra de Gracia tiene copada la atención del mundo y vuelve a ser noticia universal por la tenaz lucha que está librando para quitarse el yugo de las cadenas de la opresión. El pueblo venezolano “… ha dicho basta y ha echado a andar y su marcha de gigantes no se detendrá jamás hasta alcanzar la plena libertad, por la que tantos han dado su vida”.

El horizonte está bastante despejado y se pueden ver los primeros rayos de luz que señala que la tarea de emprender la reconstrucción del país está muy próxima y todo indica que los venezolanos de todas las disciplinas se han estado preparando para lo que se ha dado en llamar el Día D + 1, para tener adelantadas las acciones que hay que ejecutar, sin perdida de tiempo en estudios y análisis, que son necesarias, pero que se irán perfeccionando sobre marcha.

Por su puesto que los nuevos dirigentes -los libertadores de nueva generación- le han dado un peso especial al petróleo, porque saben que Venezuela posee las reservas de hidrocarburos mas grandes del mundo y que a corto y mediano plazo seguirán siendo la principal fuente para obtener dinero fresco, en un país que se ha jugado todo a la única carta del petróleo. Se sabe, que la industria petrolera mundial -empresas operadoras y de servicios, equipos y productos-, están muy atentas y preparadas para volver a Venezuela, un país que ofrece las mejores

condiciones del mundo para la explotación de su formidable riqueza natural, con la participación de los capitales nacionales e internacionales, en una perfecta convivencia de ganar-ganar. El Plan País, propuesto y expuesto por el Presidente Juan Guaidó y su equipo de gobierno, comprende un conjunto de políticas “…que ofrece la alternativa democrática para levantar a Venezuela”. Donde claramente se establecen las siguientes prioridades: Obtener ayuda humanitaria, estabilizar la economía, reactivar la industria petrolera, diversificar la economía y restablecer los servicios públicos.

Antero Alvarado, especialista en energía, durante el acto oficial para la divulgación del Plan País, tuvo la responsabilidad de presentar el panel del Área Petrolera, el cual contempla una reestructuración profunda de Pdvsa, que seguirá perteneciendo a la nación, pero abierta a estimular las inversiones privadas para servicios y la creación de empresas mixtas. Destaca la creación de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos dedicada a administrar los yacimientos y de los procesos de licitación, garantizándole la independencia de los gobiernos de turno.

Bajo la premisa de “Debemos ser competitivos si queremos atraer inversiones”, José Toro Hardy, ex directivo de Pdvsa, estima que en los próximos 7 años se necesitaran inversiones de 25.000 a 30.000 millones de dólares cada año, para recuperar la producción de petróleo que Venezuela tenía hace 20 años de unos 2.3 MMBPD.

Esa cifra, solamente en el área de los hidrocarburos, da una idea clara del futuro brillante que va a transitar en pos del progreso y de la calidad de vida de sus pobladores La Pequeña Venecia, como la bautizó Américo Vespucio al navegar por las riberas del Coquivacoa en el Occidente; o el Paraíso Terrenal como la describió el Almirante Cristóbal Colón cuando avistó las costas de Macuro, aledañas al delta el río Padre del Orinoco.