Ricardo Hausmann:

La crisis de Venezuela y el camino por delante

 El pasado 01 de Noviembre el World Affairs Council of Greater Houston, con el patrocinio de Venezuelan Student Union de la University of Houston, Plan Apis y EV Houston, se presentó un conversatorio con la intervención del Director del Centro de Desarrollo Internacionla de Harward University, moderado por el también venezolano Francisco Monaldi


 

Maryanne Maldonado, Executive Director WAC; Ricardo Hausmann, Francisco Monaldi, y Ronan O’Malley, Director of Programs WAC

 

Este importante encuentro, de las tantas reuniones que se están realizando, para analizar la situación -y plantear las posibles soluciones- de Venezuela que parte de la premisa que el país ha caído en el caos con un gobierno quebrantado, un crimen violento generalizado y en gran parte sin resolver y millones que han huido del país en desesperación. Y a pesar de tener las reservas de petróleo probadas más grandes del mundo (casi una quinta parte del total mundial), la economía está en una crisis absoluta con una escasez extrema de alimentos y medicinas y una tasa de inflación que el FMI predijo que podría superar los 1.000.000% para fines de año. – convirtiéndolo en uno de los peores casos de hiperinflación en la historia moderna.

El reconocido economista venezolano Ricardo Hausmann, Ph.D, discutió la situación política y económica actual en Venezuela y lo que el futuro puede deparar para la nación y su gente. Además de ocupar el cargo de Presidente del Comité de Desarrollo del FMI y el Banco Mundial y primer economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo, Hausmann fue Ministro de Planificación de Venezuela de 1992 a 1993 y fue miembro de la Junta Directiva del Banco Central de Venezuela.

Ricardo Hausmann y Francisco Monaldi

Francisco Monaldi, Ph.D., fue el Moderador de la presentación, quien tiene un dilatado curriculum, donde se destaca que es profesor de política energética de América Latina en el Centro de Estudios de Energía, el Centro de México y la Iniciativa de América Latina en el Instituto Baker de la Universidad Rice. El académico Monaldi también es profesor y director fundador del Centro para la Energía y el Medio Ambiente en el IESA de Caracas. Anteriormente, de 2002 a 2012, fue profesor de economía política en la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas. También se ha desempeñado como profesor visitante en la Universidad de Stanford, en la Escuela de Derecho y Diplomacia de Fletcher en la Universidad de Tufts y en la Escuela de Gobierno de Harvard Kennedy.

Francisco Monaldi centra su investigación en la política y la economía de la industria petrolera y la gestión de la riqueza petrolera en América Latina y los países en desarrollo. Él tiene un Ph.D. en ciencias políticas (economía política) de la Universidad de Stanford, una maestría en administración de empresas en economía internacional y de desarrollo de la Universidad de Yale y una licenciatura en ciencias de la economía. En Economía de la Universidad Católica Andrés Bello.

Ricardo Hausmann orientó su disertación haciendo un análisis comparativo de la situación actual de la economía de Venezuela, comparándola con otros países que han atravesado crisis difíciles, tales como España como consecuencia de la guerra civil que la devastó y la depresión o el crack que azoló la economía de Estados Unidos en la segunda década del siglo pasado. También se refirió a la recuperación de Liberia, Grecia, Albania y Korea del Norte y que según sus cálculos las deuda de Venezuela se puede saldar en 6 años con el nivel actual de producción petrolera.

“La diáspora venezolana que se ha regado por todos los rincones del planeta, muchos van a regresar cuando se normalice la situación, con nuevas ideas aprendidas y con cosas útiles para ayudar a la reconstrucción del país”

La diáspora venezolana que se ha regado por todos los rincones del planeta, muchos van a regresar cuando se normalice la situación, con nuevas ideas aprendidas y con cosas útiles para ayudar a la reconstrucción del país. El ejemplo de la diáspora judía en la creación del Israel es una referencia histórica de lo bien que pueden salir las cosas.

Dentro de las acciones concretas esbozó que hay la necesidad de recurrir la Fondo Monetario Internacional para obtener dinero fresco; la reapertura de los campos petroleros abandonados, pasando por una reorganización profunda o neo apertura de Pdvsa que hoy está quebrada.

Si se puede, aseguró enfático, porque donde hay recursos financieros hay progreso y donde hay progreso regresa la gente; para ello hay que pensar desde ya en elaborar un plan concreto para el “Día D”, o sea después que se impongan de nuevo la democracia y la libertad en Venezuela.

En público, conformado mayoritariamente por profesionales del petróleo, venezolanos, quedó el sabor dulce de la esperanza y el optimismo.