Junio 30, 2021

Reinsertar la confianza

Reinaldo Quintero | [email protected]


 

Reinaldo Quintero

La sostenibilidad deseada vendrá de crear puestos de trabajo necesarios a lo largo de toda la cadena de valor. Así se beneficiará la población venezolana

Actualmente, ante el desafío de recuperarnos de la caída del PIB, y con el objetivo de lograr insertarnos en el nuevo orden socioeconómico post Covid-19, es necesario que como sociedad implementemos una política de confianza que nos permita reactivar mecanismos de participación de los diferentes sectores, tanto el público como el privado. Con esto, se puede acelerar la reindustrialización de nuestros recursos, y la generación y creación de nuevos conocimientos a fin de implantar los modelos de negocio requeridos. Como resultado, se lograría alcanzar la movilidad social requerida para la recuperación del PIB (cuya caída se estima cerca del 80%).

La sostenibilidad deseada vendrá de crear puestos de trabajo necesarios a lo largo de toda la cadena de valor. Así se beneficiará la población venezolana, mediante la ocupación formal y el empleo efectivo de la fuerza laboral y no a través de la redistribución forzada de ingresos.

Aun bajo el impacto de la sanciones y las decisiones diferidas, nuestra experiencia debe centrarnos en reconducir una política balanceada, centrada en la confianza entre los factores. “La desconfianza es un camino errado”. Y a su vez, en seleccionar los aliados correctos que nos permitan intercambiar el recurso natural, y también competir y reposicionarnos como un País que es capaz de hacer valer su ventaja competitiva, su conocimiento colectivo y su historia petrolera. Es importante establecer alianzas con socios y países que intercambien tecnologías y desarrollos aprovechables, para así contribuir a la sustentabilidad y al crecimiento industrial local.

Las metas de la industria que hoy se plantean ante los venezolanos se centran en alcanzar un nivel de producción sobre los 1.5 millones de barriles al día. También en suplir la demanda local de combustible, activar la industria petroquímica (agroquímicos, fertilizantes y plástico y poner en fuerza y producción a capacidad la explotación de los bloques de gas bajo contratos ya firmados. Es importante a su vez, detener la quema de gas de venteo y aprovecharlo en usos alternativos, y también, remediar los pasivos ambientales, especialmente la cuenca del Lago de Maracaibo.

Una vez más, la Cámara Petrolera de Venezuela, reafirma su voluntad de contribuir en los proyectos que tengan como objetivo reimpulsar nuestra industria petrolera nacional, a través de las capacidades de sus empresas afiliadas, de la experiencia de nuestro gremio y de la confianza. Con la participación efectiva, responsable y oportuna de todos los factores y actores, aquí y ahora disponibles, se puede construir el futuro de la industria de los hidrocarburos de nuestro país.

Reinaldo Quintero, presidente de la Camara Petrolera de Venezuela

…………………….
www.camarapetrolera.org
[email protected]
@CamaraPetrolera