Estos son tiempos sin precedentes, no solo porque todo el mundo está trabajando desde casa, sino por la volatilidad que esto ha traído a la industria del petróleo y el gas. Y por mucho que podamos seguir diciendo que estamos bien, las circunstancias son diferentes para todos y hay impactos tanto en nuestra vida personal como profesional. Pero a pesar de que algunos días todo se siente un poco desesperado, somos resistentes. Como individuos y como industria. 

 

Resiliency During These Volatile Times