ExxonMobil y Chevron reportaron

sus mejores resultados en 4 años

 

Ambas compañías obtuvieron sus mejores resultados en el tercer trimestre en cuatro años, limitando una semana en la que Big Oil obtuvo ganancias no vistas desde los días del crudo de $ 100

ExxonMobil y Chevron reportaron aumentos de producción de dos dígitos en la Cuenca del Permian, la región de lutitas en Texas y Nuevo México, que está impulsando la producción total de petróleo de los Estados Unidos a un máximo histórico. El Permian ahora representa el 11% de la producción total de Chevron y tiene proyecto de mayor crecimiento de Exxon.

Las dos “super majors” estadounidenses, que se han centrado históricamente en invertir miles de millones en ingeniería que tardan años en aplicarse, cambiaron de estrategia después que los precios del petróleo cayeron en el 2014 y el 2015, invirtiendo miles de millones de dólares en yacimientos no convencionales de lutitas, donde se pueden perforar pozos fácilmente y rápido.

Las ganancias de ExxonMobil subieron a $ 6.200 MM, un 57 % más que el año pasado. En Chevron, la producción récord se combinó con los mayores precios del crudo para duplicar sus ganancias a $ 4.000 MM.

Estos resultados muestran que las empresas petroleras se encuentran en una buena situación, superando cuatro años difíciles, invirtiendo más en las lutitas, ahora con precios mejores del petróleo y el gas. Royal Dutch Shell registró el mayor ingreso de efectivo en una década, en contra de las estimaciones de los analistas, mientras que las ganancias de BP también superaron las expectativas.

Sin embargo, están adoptando diferentes enfoques para devolver los beneficios a los inversores. Shell aumentó su recompra de acciones en un 25 % a $ 2.500 MM, mientras que BP decidió pagar por su compra de $ 10.500 MM de los activos en tierra de los Estados Unidos de BHP Billiton, en lugar de repartir dividendos a los accionistas.

“Mientras tanto, Exxon no tiene planes de recompra de acciones, sino que se centra en aumentar sus dividendos e invertir en una serie de megaproyectos desde Guyana hasta Mozambique”

Mientras tanto, Exxon no tiene planes de recompra de acciones, sino que se centra en aumentar sus dividendos e invertir en una serie de megaproyectos desde Guyana hasta Mozambique. El director financiero de Chevron, Pat Yarrington, dijo que la compañía consideraría aumentar su recompra de acciones, de su nivel actual de $ 3.000 MM, lo que algunos analistas consideran demasiado conservador si los precios del petróleo se mantienen en los niveles actuales.

El área del Permian seguirá siendo un foco de atracción clave para ambas compañías durante el próximo año, ya que la infraestructura de sus facilidades de producción y transporte y sus refinerías de la Costa del Golfo les dan una ventaja sobre sus competidores. Exxon está operando 38 taladros de perforación, la mayor de cualquier operador en la cuenca y muy por encima de su objetivo de fin de año anterior de 30. Chevron, que heredó su posición de 2.2 millones de acres en el Permian de su adquisición de Texaco Inc. en 2001, es ya un año antes de su objetivo de producción y prevé un mayor crecimiento en los próximos meses.

Exxon continúa apostándole al Permian en busca de nuevas oportunidades, dijo su vicepresidente senior Jack Williams y para tal fin está construyendo un oleoducto de 1 MMBPD para atender la floreciente producción de crudo en la región, mientras que trabaja para aumentar su capacidad de refinación en un 67 % para procesar el petróleo ligero Permian.

“Exxon y Chevron redujeron su deuda durante el trimestre, mientras que el flujo de efectivo de las operaciones aumentó” 

Exxon y Chevron redujeron su deuda durante el trimestre, mientras que el flujo de efectivo de las operaciones aumentó. De hecho, ambas compañías teníien suficiente efectivo para cubrir las inversiones y los pagos a los accionistas.

El cambio de la producción general de Exxon dará a los inversores la confianza de que la administración puede cumplir sus promesas. Su vicepresidente senior, Neil Chapman, calificó el trimestre anterior como “un punto bajo”, lo que indica una mejora en lo que resta del año. Aún así, el desafío es si el gigante petrolero puede estabilizar la producción antes que los megaproyectos comiencen a agregar volúmenes de hidrocarburos significativos a mediados de la próxima década.

 

Publicado por  Bloomberg, Javier Blas & Kevin Crowley