El Baker Institute de Rice University estudia desarrollo de las lutitas en México

Investigadores del Instituto Baker de la Universidad de Rice dicen que el acceso limitado al agua y la falta de infraestructura probablemente paralicen el desarrollo del gas de Yacimientos No Convencionales, YNC, en México, independientemente de si el Presidente Andrés Manuel López Obrador, incumple su promesa de campaña para prohibir la fracturación hidráulica

 

 

Adrian Duhalt, Anna Mikulska y Michael Maher quienes representan al Centro de México y al Centro de Estudios de Energía del Instituto Baker de la Universidad de Rice presentaron su investigación en un informe breve titulado, “Una propuesta de prohibición de esquisto en México”; donde se señala que a largo plazo, la prohibición de explotar los YNC de lutitas, incluso si solo se cumple los 6 años de la presidencia de López Obrador, puede tener consecuencias adversas para el país si no existe un plan efectivo para diversificar las fuentes de suministro de gas de México.

“Una prohibición podría dejar de lado el establecimiento de marcos regulatorios y legales que podrían alentar el desarrollo de los YNC”

“Esto se debe a que, más allá de retrasar la producción nueva, una prohibición podría dejar de lado el establecimiento de marcos regulatorios y legales que podrían alentar el desarrollo de los YNC, por ejemplo, perforación exploratoria, tuberías y otra infraestructura, y la creación de una fuerza laboral local y una base para los equipos y suministros. Los autores del estudio afirman que Una prohibición también impediría la inversión y la innovación tecnólogíca nacional y extranjera, que han ayudado a desarrollar los activos de lutitas de EE. UU.

La producción de gas de México ha disminuido durante casi 10 años, mientras que el consumo ha aumentado. En el 2018, se importó el 71% del gas natural consumido en México, por lo que el gobierno requiere aumentar la producción de gas para limitar su dependencia de las importaciones.

Los investigadores dicen en su informe que la dirección política del presidente AMLO arroja dudas sobre si la agenda propuesta se puede cumplir. Mientras tanto, las reformas energéticas en curso abrieron los recursos de petróleo y gas de México a la inversión privada y el desarrollo de compañías internacionales.

El equipo de investigadores de Rice afirma que las declaraciones contradictorias sobre si se debe prohibir el desarrollo de los YNC en México y que si el país debe posponer las subastas de petróleo y gas, han generado una gran incertidumbre.

Una prohibición del fracking conduciría a México a depender aún más de las importaciones de gas e, irónicamente, gran parte de esas importaciones provendrán de las lutitas que se explotan en Estados Unidos. Además, el gas de lutitas disponible en el país podría proporcionar la materia prima más barata para la generación de energía, productos químicos, incluidos fertilizantes nitrogenados o refinación “.

Mientras tanto, la dependencia de las importaciones de México podría promover la construcción de gasoductos entre Estados Unidos y México, lo que desalentaría la producción de gas de México en beneficio de los productores de YNC en Eagle Ford y la cuenca del Permian en Texas y Nuevo México.