CHEVRON

No se va de Venezuela

Clay Neff, Presidente Africa y América Latina de Chevron, declaró a Bloomberg que la compañía se quedará en Venezuela por muchos años y que a pesar de la crisis, Chevron está comprometida con su socio PDVSA


Campo Boscán

 Chevron desmintió una nota publicada por WJS donde informaban que la petrolera estadounidense estaría evaluando poner fin a sus operaciones en Venezuela, muy a pesar a que durante casi un siglo, Chevron ha resistido las dictaduras, los golpes y las campañas de nacionalización para seguir bombeando petróleo en Venezuela, pero recientemente los ejecutivos de la última gran petrolera estadounidense en el país habrían debatido si es el momento de salir, según filtraron personas familiarizadas con esas deliberaciones.

“La compañía sabe que una retirada podría desencadenar un colapso de las finanzas del gobierno, porque una parte significativa de sus escasos ingresos en moneda dura proviene de operaciones conjuntas con Chevron”

El Wall Street Journal publicó que, “la compañía sabe que una retirada podría desencadenar un colapso de las finanzas del gobierno, porque una parte significativa de sus escasos ingresos en moneda dura proviene de operaciones conjuntas con Chevron”. Y por otro, la empresa está evaluando “el riesgo de dañar su reputación al ser vista como un apoyo a un régimen autoritario sancionado por el gobierno de los Estados Unidos”.

Isabel Ordoñez, portavoz de Chevron, había declarado al WSJ que “Chevron es uno de los mayores inversionistas extranjeros en Venezuela y la empresa ha estado en el país por casi 100 años y seguimos comprometidos con el país”.

Chevron fue la única de las tres grandes empresas estadounidenses que se quedó en el país luego de que el gobierno de Hugo Chávez revirtiera la Apertura Petrolera de su predecesor, Rafael Caldera, en 2006 y las empresas fueron invitadas a establecer empresas mixtas con el Estado.

El Wall Street Journal informó anteriormente que el empeoramiento de la crisis económica de Venezuela fue lo que llevó a los ejecutivos a considerar abandonar el país, como han hecho sus rivales Exxon Mobil Corp. y ConocoPhillips.

Chevron es uno de los mayores inversionistas extranjeros en Venezuela con participaciones en varios proyectos, entre ellos, Petropiar, una planta mejoradora que convierte el petróleo extra pesado de la Faja del Orinoco, en crudos más ligeros, donde la petrolera estadounidense posee 30% de las acciones y la producción, que es de unos 146.600 BPD. Una filial de Chevron tiene una participación del 30 % en Petropiar, una empresa conjunta no operada con PDVSA. Ninguna filial de Chevron en Venezuela controla el proceso de adquisición en Petropiar.

“Estamos comprometidos con Venezuela y planeamos estar allí por muchos años y cualquier sugerencia que la compañía esté considerando dejar Venezuela no es precisa”

Clay Neff, Presidente de Chevron para África y América Latina, en una entrevista ratificó que “Estamos comprometidos con Venezuela y planeamos estar allí por muchos años y cualquier sugerencia que la compañía esté considerando dejar Venezuela no es precisa“.

Clay enfatizó que “Hemos estado en el país durante casi 100 años, sabemos cómo operar, somos un operador con mucha experiencia y estamos comprometidos con nuestro socio PDVSA“.

Petropiar

Chevron cumple con un estricto código de ética comercial según el cual la compañía cumple con todas las leyes internacionales, estadounidenses y venezolanas aplicables. La seguridad de nuestros empleados es nuestra máxima prioridad.

Una filial de Chevron tiene una participación del 30 por ciento en Petropiar, SA, una empresa conjunta no operada con la compañía petrolera nacional de Venezuela, Petróleos de Venezuela, SA (“PDVSA”), en el Cinturón del Orinoco de Venezuela. Ninguna filial de Chevron en Venezuela controla el proceso de adquisición en Petropiar.

En la comunidad venezolana, nuestra estrategia de inversión social apunta a fortalecer las comunidades locales con programas que brinden resultados medibles y sostenibles. Nuestros esfuerzos se centran en tres áreas principales: desarrollo económico, educación y salud”.