Feb 13, 2023

Blog 573

Sanciones a PDVSA: ¿Culpables o Excusas?

Rafael Gallegos


                                                                           

La “revolución” es alumna de Goebbles. Insiste en aquello de repetir una mentira mil veces hasta convertirla en verdad. En el aspecto petrolero han mentido tanto que nadie les cree. Repetidas veces han ofrecido uno y hasta dos millones de barriles para fin de año y apenas llegan a 500 o 600 mil. Repiten que Pdvsa es de todos, como si el ciudadano, inmerso en la escasez de gasolina, de gasoil y de bombonas de gas, o en los cortes de luz, pudiera pensar algo distinto a que si acaso, Pdvsa sería de todos… los enchufados.

Han devenido en un Goebbles chucuto, repiten mil veces las mentiras… pero no logran convertirlas en “verdades”. Nadie les cree.

Ya mentían durante la campaña electoral de 1998. Decían que Pdvsa era una caja negra, obviando que la empresa tenía oficinas de la Contraloría General de la República en sus sedes. Luego, en “revolución”, pintaron la caja negra de roja rojita y con varios brochazos, generando una opacidad gigantesca. Para muestra un botón: el último Informe Anual de Pdvsa data de 2016…

También mintieron con el escándalo con “las colitas”, dando a entender que Pdvsa utilizaba sus aviones para parrandas y entretenimiento de sus ejecutivos, cuando la verdad era que se utilizaban para llevar trabajadores hacia las áreas operacionales. Una vez en el gobierno … acabaron con la flota aérea de la empresa.

Luego, durante el conflicto del año 2002 expulsaron a más de 20.000 trabajadores de Pdvsa. Un hito en el acabose de la industria.  El presidente Chávez asumió su responsabilidad: “Yo provoqué el paro, tenía que tomar aquella columna que era Pdvsa. A confesión de parte… Señores del gobierno, dejen de culpar a las sanciones y asuman su responsabilidad en la destrucción de Pdvsa, tal como hizo su “gigante”.

Más adelante el ex zar del petróleo Rafael Ramírez en su famoso discurso dibujó la Pdvsa doja dojita: apéndice del partido de gobierno, caja chica de la “revolución” y fuente de una corrupción nunca vista.

Como era de esperase, luego de la expulsión de casi la mitad de sus trabajadores, se enfatizó la decadencia de Pdvsa. Mantuvo ciertos niveles de producción hasta el 2008. Pero hay que destacar que esos niveles no eran exitosos… mostraban el fracaso de una empresa que había planificado, en su cacareado Plan Siembra Petrolera, llegar a 5,8 millones de barriles… como mucho llegaron a la mitad de lo que se propusieron.

Le quedaron debiendo 3 millones de barriles por día a los venezolanos. Saque cuentas, a 50 $ el barril… Cincuenta mil millones de dólares cada año. “Yo provoqué el paro”.

En cuanto a la refinación, en 2012 explotó Amuay. El seguro no pagó… por algo sería. ¿Yo provoqué la escasez de gasolina?

Hoy, con esta mínima producción de la quinta parte de cuando llegaron al poder en 1999 y la empresa destartalada, tienen el tupe de culpar a las sanciones. Puro Goebbles. Veamos:

Las primeras sanciones petroleras (no las financieras y mucho menos las personales) corresponden a enero de 2019, cuando Estados Unidos bloqueó las propiedades e intereses de Pdvsa en su territorio. Luego en abril, la medida incluyó a algunas empresas que prestan servicio a Pdvsa, y a 40 embarcaciones. Para ese momento ya la producción de Venezuela ya tenía tres años reduciéndose al 25 % anual. La producción estaba apenas en 1 millón de barriles diarios. O sea…

Y en febrero de 2020, Estados Unidos impuso sanciones secundarias a socios extranjeros de Pdvsa. La producción en ese momento, anote… 600. 000 barriles por día.

SI LAS SANCIONES HABLARAN

Los “revolucionarios” insisten en culpar de la destrucción de Pdvsa a unas sanciones que aparecieron cuando todo estaba consumado.

Pero, si las sanciones hablaran, con toda justicia podrían reclamar al gobierno por esa falsa acusación. Y desde el punto de vista policial, las sanciones tendrían una gran coartada que las harían inocentes: no estaban allí cuando se produjeron los hechos. Seriedad señores, por eso es que no les creen.

Claro que las sanciones (petroleras) tienen ciertos efectos hoy. Sin embargo, son apenas la guinda de la gigantesca torta que puso la “revolución” en este largo sabotaje gerencial que ya pasa de veinte años. Pero de allí a afirmar que el desastre de Pdvsa se debe a las sanciones, hay mucho trecho.

SI MAÑANA ELIMINARAN LAS SANCIONES (PETROLERAS)…

… ¿Se recuperaría la industria? No.

Para iniciar la recuperación haría falta un gobierno que generara Confianza a los inversionistas, leyes claras, separación de poderes, actitud positiva. El negocio petrolero requiere de gigantescas inversiones, alta gerencia y tecnología de punta. Y eso… va mucho más allá de la suspensión de sanciones.

Es irresponsable culpar a las sanciones de la situación de Pdvsa. Si mañana las suspendieran y no cambiara la actitud del gobierno, no pasaría nada. ¿Y a quién otorgarían el rol de nuevo culpable? Seriedad, que lo que está en juego es el futuro de Venezuela.

EPÍLOGO

La pauta de la negociación está clara, Sanciones por Democracia. Es triste que haya que negociar con el gobierno medidas electorales y de derechos humanos que están claramente establecidos en la Constitución.

Las petroleras requieren de soluciones sistémicas y Venezuela de un Gran Acuerdo Nacional.

De lo contrario… más de lo mismo.

Esta columna se publica en Noticiero Digital, Emisora Costa del Sol 93,1 FM, y Revista Petroleum

………………

CURRICULUM VITAE / RAFAEL GALLEGOS CASTRO

Ingeniero de petróleo, Consultor Gerencial Independiente, Facilitador de talleres a empresas y columnista semanal en la prensa nacional. Ha dictado alrededor de 400 talleres de Gerencia y de Petróleo. Consultor Gerencial.

Profesor invitado en el Programa Internacional de Gerencia de Hidrocarburos en el IESA. Profesor invitado en programa de CENDECO Entorno Social, en la Universidad Metropolitana. Coordinador De Diplomado “Diplomacias, Petróleo y otras formas de Energía”, en la UCV. Coordinador Del Diplomado “Venezuela Energética” en la UCAB. Charlista de “El entorno como componente estratégico del negocio” ante ejecutivos de PEMEX en Villahermosa, México.

Trabajó 23 años en PDVSA donde se desempeño como operador en los campos petroleros e ingeniero de yacimientos y de planificación en las áreas de Oriente, Zulia y Barinas y Apure. Fungió Jefe de Planificación de Operaciones en Corpoven Barinas, Consultor Gerencial de Mejoramiento Continuo de Corpoven, Líder de Inversión Social de PDVSA EyP, Gerente de Asuntos Públicos de PDVSA SUR, Gerente General de AC Voluntariado de PDVSA y líder de proyecto de microempresarios del CIED ( COFIE oriente).

Coautor (en conjunto con Eddie Ramírez) del libro: “Petróleo y gas, el caso Venezuela”, año 2015. Ha sido coautor de libros/compilación de diversos autores acerca de Gerencia y Responsabilidad Social. Columnista semanal del Diario 2001 desde el año 2005 hasta el 2011. Actualmente publica artículos semanales en su Blog “Petróleo sin Reservas”, que son reproducidos en los periódicos digitales de Estados Unidos: Informe21, Diario de Caracas y El Punto News.

Se graduó de Ingeniero de Petróleo en la UCV en 1979 y realizó estudios parciales de postgrado en Finanzas en la misma universidad en los años 1983 y 1984.

Es miembro del Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV), de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo (SVIP), del sindicato de trabajadores petroleros Unapetrol, miembro Fundador del Centro de Orientación de Energia (COENER), y miembro del Equipo Coordinador de Gente del Petróleo.

…………………………………

http://petroleumag.com/author/rafael-gallegos/