Nov 16, 2021

Blog 516

VENEZUELA NECESITA UNA OPORTUNIDAD


 

Nos hemos convertido en espectadores pasivos de nuestra destrucción. Como hipnotizados observamos la decoloración de lo que fuimos. Los otrora brillantes colores de Venezuela se han ido convirtiendo en pasteles y casi que somos hoy un país en blanco y negro. Tétrico.

 Hoy el venezolano personifica aquel verso de Andrés Eloy Blanco del niño pobre ante el juguete caro. Con los ingresos más bajos de América, por debajo de ¡Haití!, el venezolano mira los bodegones llenos de comida y de miles de productos importados cuya existencia hace dudar del bloqueo y de las sanciones… mientras oye el sonido de las tripas por el hambre. El hambre suya, el hambre de sus hijos, el hambre del vecino. Aprende a hacerse el loco cuando le dicen con los ojitos desesperados Papá tengo hambre. El venezolano pobre… ante el bodegón caro.

Diecinueve de cada veinte venezolanos en estado de pobreza. Niños con tamaños disminuidos y con pérdida de masa muscular. El niño pobre …  ante hospitales que no lo pueden atender … ante la escuela con infraestructura insuficiente y maestros con salarios indigentes. 

El venezolano…  con trajes desgastados y decolorados frente a maniquís vestidos a la moda. Con carros antiguos que ya casi imitan a los de La Habana. Sueldos y pensiones ínfimos, hiperinflación, decrecimiento continuo del PIB. Familias rotas. Cinco millones de venezolanos fuera de la patria.

Puro Sadim… Midas al revés.

LO QUE HEMOS PERDIDO

Sueldos que alcanzaban para pagar vivienda, alimentar la familia, enviar a los hijos al colegio, comprar seguros… gasolina y gasoil en las bombas, gas en las cocinas. Se tocaba el suiche y aparecía la luz. Préstamos hipotecarios a veinte años, viviendas en construcción, tarjetas de crédito, periódicos y revistas, Metro de primera, concesionarios con carros, publicidad en la prensa para que fuéramos a visitar Aruba, Trinidad, República Dominicana, Panamá, Chile, Europa y casi todo el mundo sin necesidad de visa. Pdvsa que producía petróleo y divisas, y con refinerías en Venezuela y el extranjero que, aunque usted no lo crea producían gasolina y derivados. Empresas donde trabajar, aguinaldos en diciembre, regalos de navidad, hallacas, Niño Jesús, parrandas…

Tres preguntas:

1.- Para todos: ¿Cuantas de esas cosas quedan hoy (a los no enchufados)?

2.- Para los jóvenes: ¿Creen que esto es cierto o que son inventos del columnista?

3.- Para los chavistas: ¿Para esto era la “revolución”? …y no darles pena.

¿Se acuerdan cuando se decía irónicamente que Venezuela era un país que solo exportaba petróleo, mises y telenovelas?… Hoy ni lo uno ni lo otro, ni siquiera todo lo contrario.

Antes exportábamos tres millones de barriles, hoy cinco  millones de venezolanos.

Ambos, no renovables.

PIDAMOS LO IMPOSIBLE

Como en el Mayo Francés, ha llegado la hora de pedir lo imposible. De ponernos las pilas antes de que Venezuela se nos desaparezca como un poco de arena que se agarra en la playa y se va de las manos para no volver más. Es la hora de la resurrección del país.

¿Qué queremos?

Un país donde los venezolanos tengan la oportunidad de trabajar, la oportunidad de educarse, la oportunidad de comer decentemente, la oportunidad de hablar libremente, de invertir capitales que generen empleo y agreguen valor, de vivienda digna, de criar a los hijos. La oportunidad de pedir créditos, de utilizar tarjetas de crédito, de comprar viviendas, de emprender, de comprar ropa nueva, de estrenos en navidad, de comer hallacas en diciembre, de ir de vacaciones, de estudiar, de comprar un carro por cuotas … la oportunidad de vivir como en cualquier país democrático y capitalista.

Un país donde haya elecciones donde ganen los más populares, donde haya independencia de poderes, alternabilidad…

Y todo debe comenzar por la organización y la unidad.

Y claro, primero hay que armar un sistema de valores porque como dice una publicidad, “nada cambia si tú no cambias” …

… LOS VALORES

Tenemos que ser Honestos y pedirles a los políticos que sean Honestos. ¿Cómo es eso de familiares de políticos que viven como reyes? Tenemos que exigir que todos los años se publiquen las declaraciones de los funcionarios públicos. Exigir honestidad. Y la honestidad empieza por casa…

Exigir Excelencia… los puestos ocupados por los mejores, no por los amigos del partido. Eso se llama Meritocracia.

Buscar Productividad… gerencia de primera, empresas competitivas que generen empleos que sirvan para vivir y que paguen impuestos. Exigir a los empresarios visión social y calidad de gestión. No hay países prósperos sin empresas prósperas.

Exigir Solidaridad… estar claros que yo estoy bien si mi vecino está bien y si mi ambiente está limpio. Si no acabamos con la pobreza… ésta, nos acabará de nuevo.

Motivar la Educación, el Autodesarrollo y la Autoestima como vías inevitables en la ruta de un país próspero.

Los venezolanos requerimos urgentemente una oportunidad. Oportunidad de ser prósperos. Pero eso sí, nadie nos la va a dar… la oportunidad tenemos que dárnosla nosotros mismos.

¿Cómo? Llegó la hora de buscar lo imposible. De transitar vías sorpresivas como el páramo de Pisba del Libertador. De exigir a los políticos coherencia y estrategia… o que abran paso a un nuevo liderazgo.

Llegó la hora de romper todos los paradigmas, antes de seguir la ruta del marasmo y convertirnos definitivamente en otra Nicaragua con esas elecciones descaradamente fraudulentas, o en una democracia como la cubana donde votes como votes siempre ganan los Castro. 

Llegó la hora de exigir lo imposible. Alemania superó el nazismo, Japón la humillación de dos bombas atómicas. Panamá y República Dominicana: cómo han mejorado en las últimas décadas. Suráfrica acabó con el apartheid. Los países suben y bajan. Nos toca subir … o eternizarnos en este foso.

Esta hora oscura obliga a nuestro liderazgo a comportarse como el Churchill que motivó a los ingleses a superar Inglaterra de una esclavitud segura de manos de los nazis, o el De Gaulle, que desde la nada creo condiciones para superar la ocupación de Hitler. O como el polaco Lech Walesa…

Sin ir muy lejos, como Betancourt y los próceres democráticos civiles y militares que, por encima del golpismo, el fidelismo y el chapitismo, implantaron en Venezuela una sociedad democrática.

Es urgente, de vida o muerte… de Venezuela. Urgente darnos la oportunidad de explotar nuestras potencialidades. “Seamos realistas, pidamos lo imposible”.

Lo otro es condenarnos a cien años de soledad y no tener otra oportunidad sobre la tierra. Por cierto, el camino más fácil.

Chao marasmo… o cerremos la puerta. Porque no estamos mal… estamos peor.

Pilas y guáramo son nuestras primeras necesidades.

PD1: Voto Inteligente, por encima de la tozudes del liderazgo dividido (y toneladas de felicitaciones a Carlos Ozcariz). Voto Estratégico, con el Revocatorio en la mente. Hay que aprovechar todas las oportunidades.

PD2: Todas… pendiente de los actores que se mueven alrededor de las negociaciones en México (hasta Putin los mandó a sentarse en México). Algo puede pasar.

Eso sí, todas las oportunidades pasan por Organización y Unidad.

……………………….

Venezuela merece una industria petrolera de primera, que sea capaz de contribuir a la construcción de un país de primera. ¡Hasta cuándo!

Esta columna se publica en los medios digitales El Diario de Caracas e Informe 21, así como en la revista Petroleum.

……………………………………..

CURRICULUM VITAE / RAFAEL GALLEGOS CASTRO

Ingeniero de petróleo, Consultor Gerencial Independiente, Facilitador de talleres a empresas y columnista semanal en la prensa nacional. Ha dictado alrededor de 400 talleres de Gerencia y de Petróleo. Consultor Gerencial.

Profesor invitado en el Programa Internacional de Gerencia de Hidrocarburos en el IESA. Profesor invitado en programa de CENDECO Entorno Social, en la Universidad Metropolitana. Coordinador De Diplomado “Diplomacias, Petróleo y otras formas de Energía”, en la UCV. Coordinador Del Diplomado “Venezuela Energética” en la UCAB. Charlista de “El entorno como componente estratégico del negocio” ante ejecutivos de PEMEX en Villahermosa, México.

Trabajó 23 años en PDVSA donde se desempeño como operador en los campos petroleros e ingeniero de yacimientos y de planificación en las áreas de Oriente, Zulia y Barinas y Apure. Fungió Jefe de Planificación de Operaciones en Corpoven Barinas, Consultor Gerencial de Mejoramiento Continuo de Corpoven, Líder de Inversión Social de PDVSA EyP, Gerente de Asuntos Públicos de PDVSA SUR, Gerente General de AC Voluntariado de PDVSA y líder de proyecto de microempresarios del CIED ( COFIE oriente).

Coautor (en conjunto con Eddie Ramírez) del libro: “Petróleo y gas, el caso Venezuela”, año 2015. Ha sido coautor de libros/compilación de diversos autores acerca de Gerencia y Responsabilidad Social. Columnista semanal del Diario 2001 desde el año 2005 hasta el 2011. Actualmente publica artículos semanales en su Blog “Petróleo sin Reservas”, que son reproducidos en los periódicos digitales de Estados Unidos: Informe21, Diario de Caracas y El Punto News.

Se graduó de Ingeniero de Petróleo en la UCV en 1979 y realizó estudios parciales de postgrado en Finanzas en la misma universidad en los años 1983 y 1984.

Es miembro del Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV), de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo (SVIP), del sindicato de trabajadores petroleros Unapetrol, miembro Fundador del Centro de Orientación de Energia (COENER), y miembro del Equipo Coordinador de Gente del Petróleo.

…………………………………

http://petroleumag.com/author/rafael-gallegos/